Skip to main content
remolacha kvass higado rinones

Desintoxica tus riñones e hígado con este potente tónico medicinal

Es bien sabido que para eliminar toxinas dañinas es necesario desintoxicar el cuerpo así como empezar un excelente plan alimenticio que nos ayude a lograrlo.

He aquí donde entra en juego esta antigua bebida europea, el kvass en base a remolacha conocido por sus potentes propiedades medicinales. Es un trago gaseoso, tónico hecho originalmente de la fermentación de pan duro.

La remolacha es usada como base de este preparado. Además, son vegetales nutritivos que pueden ser usado en varios remedios caseros, como en este preparado contra el cáncer. La remolacha es buena para desintoxicar el cuerpo. También son útiles para purificar la sangre y limpiar los riñones y el hígado.

Inclusive, en Rusia, este preparado es típicamente hecho con pan de centeno duro. Como cualquier otra bebida o comida, el kvass es preparado de diferentes maneras según la región. La remolacha se usa usualmente en vinagretas, sopas y otros..

Veamos por que deberías consumir este preparado.

La raíz de la remolacha es transformada en kvass durante el proceso de fermentación, el cual incrementa su perfil nutricional y lo llena con encimas saludables y probióticos los cuales pueden mejorar la salud de tus intestinos. Esto no es todo, ya que además puede ayudar a tu cuerpo a absorber los nutrientes de la comida que consumes.

Tomando 100ml de kvass 2 veces por día ayuda a mejorar tu digestión, purifica y alcaliniza la sangre, limpia tu intestinos y más.. También actúa como un increíble remedio natural para las piedras en los riñones y muchos otros problemas de salud.

Receta del Kvass

Es muy simple preparar tu propio kvass. Literalmente, demora unos minutos. Sin embargo, debes dejarlo fermentar por unos días.

Ingredientes:

  • Jarra o recipiente de agua de unos 2 litros.
  • Agua purificada.
  • 1 cuchara de sal del Himalaya.
  • 4 remolachas orgánicas.
  • Jengibre, naranja, limón.

Esto sirve para unas 6 servidas de kvass aproximadamente

Indicaciones:

  • Limpia las remolachas cuidadosamente y dejales la piel. Cortala en pequeños cubos y ponlas en la jarra.
  • Empieza a llenar la jarra con el agua. Pero, asegurate de que dejas unos centímetros en la parte superior de la jarra.
  • Luego, coloca la sal y los otros ingredientes.
  • Utiliza un trapo, paño, toalla o algo para cubrirlo y asegurate de que quede cerrado con alguna bandita elástica.
  • Dejalo fermentar a temperatura ambiente durante 3-5 días. Miralo cada día y asegurate de eliminar cualquier incremento que aparezca en la parte superior.

Te darás cuenta que esta lista cuando tenga un color rojo oscuro y pequeñas burbujas a lo largo de la parte superior. Ahora puedes ponerle tapa y guardarla en la nevera.

Modo de uso:

Cuando este listo, deberías tomas unos 100ml 2 veces al día de manera regular para lograr funcionamiento normal y regular del intestino, mejorar la digestión y desintoxicar tu cuerpo, especialmente tus riñones e hígado.

Comentarios con Facebook